21 noviembre 2007

Iniciativa del Partido Popular contra grupos radicales

El portavoz popular Eduardo Zaplana ha anunciado que su grupo parlamentario va a presentar una proposición no de ley instando al gobierno la ilegalización de los grupos violentos y radicales a raiz los episodios lamentables de algaradas callejeras que tuvieron como desenlace el triste fallecimiento del joven Carlos Javier Palomino.

Parece que en las sociedades evolucionadas tenemos que aprender a convivir con estos grupos radicalicales de tendencias antagónicas pero prácticas semejantes,o eso parece que los gobernantes nos hacen pensar a la vista de lo poco que se hace al respecto.

La muerte del joven izquierdista es doblemente trágica y lamentable, lo es porque cualquier pérdida humana es una mala noticia, y al mismo tiempo porque refleja cómo cierta parte de la juventud, minoritaria, pero ahí está, es manipulada bajo el pretexto ideológico y orientada hacia la violencia y el odio sistemático al que opina distinto.

La respuesta ha de ser contundente, aplicación de la legalidad hasta sus últimas consecuencias, sin un atisbo de comprensión hacia ninguno de estos grupos, igual de radicales y elementales en sus planteamientos. La iniciativa popular seguramente no prospere, por el juego de las mayorías parlamentarias, pero me parece un camino interesante para poner freno a un fenómeno que sino se ataja puede traer más muertes, los instrumentos jurídicos están encima de la mesa y el gobierno no puede hacer dejación de funciones.

6 comentarios:

Fin de los Tiempos dijo...

Es imposible que prospere esa propuesta. Si ni siquiera se ha conseguido ilegalizar ANV

Kasulibes dijo...

Lo de ANV es un dato que indica que prima el interés partidista y poco honrado por encima de la seguridad y los ideales de justicia. Nada nuevo en la tradición democrática española, por cierto y por desgracia. Dicho lo cual, habrá que tener cuidado con los grupos éstos, sobre todo teniendo en cuenta que unos son los malos (fascistas) y otros son los buenos (antifascistas); aunque en realidad uno tendría problemas para decir cuáles son más violentos y a mí me repugnan ambos igualmente.

Saludos

Antonio Rentero dijo...

Las manifestaciones de los ultraderechistas del 20-N había que prohibirlas, pero luego donde se monta el pollo y muere gente es en las de los ultraizquierdistas... bien, así va España.

Antonio Rentero dijo...

A la vista de lo siguiente, que presento como prueba A ante el jurado

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/22/madrid/1195726384.html

me ratifico en mis conclusiones y las elevo a definitivas.

Así está Murcia dijo...

¿el problema?que el resto tiene cierta simpatía por antisistema, antifascistas,... y nunca reconocerá que son radicales.

Imperator dijo...

Desde luego que la iniciativa no properará, en el fonfo no interesa enfadar a ciertos "amigos del gobierno".

Efectivamente, las manifestaciones del 20N son de malos, malísimos, pero donde hay palos y muertes es en las de los ultraizquierdistas, que incluso, ante la ausencia de fachas, se pelean entre ellos, y por supuesto que aquellos son mirados con cierta simpatia por la izquierda gubernamental; ahí quedan las declaraciones de Llamazares alabando el sistema castrista en la televisión pública, y es que en cuanto se rasca aparece.

Gracias por comentar.