15 noviembre 2008

Contra su verdad oficial

De sobra es conocido el gusto de la izquierda por los tópicos y el ataque personal. Su capacidad de inventiva solamente es comparable con el odio visceral que sienten por aquellos que se atreven a llevarles la contraria.

La moda del cambio climático, no como asunto sobre el que debatir y confrontar opiniones, sino como verdad inmutable (y rentable) es algo que nadie puede ni debe discutir. Si alguien se atreve a ir contra la verdad oficial en este gran buque insignia de la progresia mundial, será tildado como el mayor enemigo de la Humanidad desde Atila, rey de los hunos.

Si encima el díscolo es el presidente de FAES, José María Aznar, la cosa puede llegar a tener tintes de tragedia clásica. Aún recuerdo el follón que se armó cuando el presidente de honor del Partido Popular lanzó su discurso sobre el afán prohibicionista del gobierno, interpretando maliciosamente sus palabras sobre la velocidad y el consumo de alcohol de manera disparatada: con el cambio climático pasa algo muy parecido.

Que conste que siempre he opinado y defendido la necesidad de preservar el entorno natural que tenemos, no en vano es el mejor legado que podremos dejar a nuestros sucesores, además de ir la propia supervivencia del planeta con ello. Lo que me fastidia es ese afán de persecución sobre el que opina de manera distinta en éste o en cualquier otro tema.

Sobre este asunto, tan controvertido como mediatizado, se han escrito rios de tinta y hay opiniones cualificadas dispares, por lo que me parece inadmisible que nadie pueda opinar en contra de la corriente dominante como lo ha hecho Aznar.

Frente a los ataques feroces de la izquierda apocalíptica, se ha alzado tranquilo y con argumentos el que fuese asesor de la dama de hierro, Margaret Thatcher. El analista Christopher W. Monckton se ha desmarcado de la turba para felicitar al otrora presidente español por sus declaraciones, por lo que parece que Aznar dejará de clamar sólo en el desierto, claro que él está encantado con su rol de bestia negra de la izquierda, y yo también.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Estar encantado con la ignorancia es un rasgo poco inteligente. La libertad de expresión tiene su sentido en la rigurosidad de la información que se quiere transmitir. Pero perdona que te diga, cuando el interlocutor es un perfecto ignorante a conciencia, no se convierte en bestia negra, sino en triste caricatura de sí mismo. Y eso le pasa a tu admirado ex presidente. A mi, personalmente, me avergúenza.

Así está Murcia dijo...

Anónimo, ojalá podamos tener dentro de poco un Presidente con el nivel de José María Aznar, con mucho el mejor Presidente desde 1978

jesús dijo...

José María Aznar se lanzó a negar el calentamiento global hace unas semanas en Madrid. Su propio partido dice que es una salida de tono.

¿Por qué?

En su carrera empresarial el ex presidente tiene ahora como patrones a magnates texanos del petróleo en la empresa de la que es ejecutivo, News Corporation.

Osea, le va en el bolsillo.

jesús dijo...

Desde su jubilación política, el ex presidente del Gobierno José María Aznar ha comenzado una fructífera carrera empresarial en varios consejos de administración internacionales y como conferenciante. Esta evolución ha ido pareja a la ideológica, que ha enriquecido con su reciente adhesión al negacionismo del cambio climático. En su principal puesto de trabajo, en el consejo de administración de News Corporation, del magnate Rupert Murdoch, Aznar tiene como patrones a varios empresarios petroleros texanos. Además es colaborador habitual de foros que patrocina directamente la maraña de lobbies petroleros que lucha a brazo partido contra el Protocolo de Kioto. Y estos son los efectos: Aznar presentó el pasado 22 de octubre el libro del presidente checo Vaclav Klaus Planeta azul (no verde) –editado por la fundación FAES, que él mismo preside– y aseguró que el ecologismo “es el nuevo comunismo”, alineándose con los negacionistas del calentamiento global.

Republica Rojigualda dijo...

"La libertad de expresión tiene su sentido en la rigurosidad de la información que se quiere transmitir"
No, confundes libertad de expresión con libertad de información. La libertad de expresión no tiene más límites que la vulneración de los derechos ajenos.

Por cierto, Imperator, te invito a responder al meme que he colgado en mi blog.

Imperator dijo...

He tardado un poco en contestar a las amables, y no tanto, anotaciones a este post, pero eso no quiere decir que no lo pensara hacer, empecemos pues.

Al anónimo lo primero que le diría es que distinguiese dos conceptos que no son sinónimos, a saber la libertad de expresión y la veracidad en la transmisión de hechos irrefutables.

Que yo sepa todos, tanto tú como yo, tenemos derecho a manifestar libremente opiniones sin que nadie sea tildado por eso de caricatura de no se qué. De hecho, en la URSS, Cuba y otros paraisos terrenales comunistoides de añorado recuerdo por algunos, no sé si tú te incluyes, la verdad oficial, la única que provenía de verdades irrefutables tan del gusto de los totalitarios son las que emanaban del poder y el que decía lo contrario a la Siberia de turno, o sea a la checa más cercana.

Gracias a Dios todos podremos opinar aunque a algunos se les pongan los pelos como escarpias, aunque los pelos sean los tuyos.

Hombre Jesús, has descubierto una nueva teoria conspiratoria contra Aznar, esta vez con los magnates tejanos. Para mi gusto te hubiese quedado mejor con alguna alusión a la Asociación Nacional del Rifle, a Charlton Heston (cuyo certificado de defunción no consta en la Audiencia Nacional) y con el toro que mató a Manolete.

Ten cuidado no sea que le guste el argumento a Pepiño y te quite el copyright.

Ahm, cuando cites a algún diario cita la fuente que luego se enfadan.

No te esfuerces mucho Así esta Murcia, ¿te sabes aquel dicho de que no hay peor ciego que el que no quiere ver?

RR, das en el clavo y más escueto que yo, se confuden términos esenciales que le vamos a hacer...

Yo tengo dos teorias, o falta de cultura democrática o falta de riego sanguineo.

Gracias a todos por comentar. Aznar sigue siendo un valor seguro.

Imperator dijo...

RR, me ha interesado tu meme, a ver si hago un hueco y escribo del asunto aunque la respuesta es un "no" rotundo.

Un saludo