17 octubre 2009

Mariano tocado pero aún no hundido


El fantasma de un congreso nacional extraordinario deambula por el despacho de Mariano entre las cavas de puros, poco han durado las dulces mieles de las elecciones europeas, gallegas y vascas.

¿Será capaz el Caso Gürtel de llevarse por delante al gallego? Otra cosa no se le podrá reconocer al presunto lider, pero sí que tiene mal moral que el Alcollano y que ha sabido rodearse de un grupo de próceres capaces de poner en entredicho la legendaria resistencia numantina contra el invasor romano.

El cese del cabeza de turco Ricardo Costa, meditado, pactado o impuesto desde Génova a Francisco Camps se antoja insuficiente para casi todos. Si se reprueba al hermano del candidato alternativo al marianismo, debería hacerse lo propio con su jefe inmediato, no obstante, gürteles y palmas aparte, lo que ha quedado claro es lo que le cuesta al registrador tomar decisiones o lo que es mucho más grave, esto es, la dificultad para que se cumplan las mismas.

Desgraciadamente, y como he señalado muchas veces desde esta tribuna, en un momento en que el gobierno socialista debería estar noqueado por la oposición, la izquierda gubernamental vuelve a encontrar una via de escape, de oxigeno y de confusión frente a la ciudadania merced a la mugre proveniente de la trama de el bigotes y del espectáculo bochornoso que se da desde la Dirección Nacional del partido que es la única opción de gobierno al despropósito de ZP.


A Mariano Rajoy le cuesta horrores decidirse ante situaciones extremas; se vió, se continúa apreciando y no encuentro ningún sintoma de mejoría en el horizonte cercano. El blindaje del concierto vasco, el un pasito a delante, un pasito atrás en Valencia y los rumores de dimisiones en el PP de Cataluña son más que sintomáticos de que Mariano sigue tocado, y desgraciadamente con las aguas de la oposición revueltas, ZP es el único que sacará las ganacias del pescador.

2 comentarios:

Javier Solera dijo...

Interesante artículo y criterio, lo digo aun sin estar de acuerdo.

En mi opinión, no existe esa dualidad "problemas en el pp=beneficios en el psoe". En mi opinión es "problemas para rajoy=beneficios para sus muchos buitres".

La pregunta no es: ¿conseguirá el PP sobreponerse a esta crisis y evitar que ZP saque provecho de ella? La pregunta es: ¿quién sustituirá a Rajoy?
En mi opinión, un debate interesante. Se debe abrir una división interna entre los conservadores ultracatólicos (Aguirre, Camps, etc.) y los moderados y liberales (¿Gallardón?) ojalá ganen los segundos.

En cuanto al PSOE, es lo de siempre. Curiosamente, la izquierda española suele salir malparada de las crisis internas de la derecha. Aunque hayan robado hasta la calderilla del cepillo de las iglesias, los populares conseguirán que la culpa de todo la tenga ZP, que les ha obligado a robar para luego enredarlos en una terrible conspiración judeomasónica. Ya lo dijo Camps: es todo un montaje.
Estoy de acuerdo: un montaje para limpiarse a Rajoy y sustituirlo por alguien. ¿Quién? Misterio.

Saludos cordiales.

Imperator dijo...

Argumentar que las crisis en el principal partido de la oposición no suponga un rédito "electoral" para el partido socialista es dificil de sostener. Sobre todo tras escuchar las declaraciones de De la Vega, Pajin, Blanco y otros especímenes de la izquierda "bien pagá" de este pais.

Aún es pronto para aventurar si el futuro político de Rajoy está vinculado al de Camps, como digo, este hombre es incombustuble y parece que el estar atrincherado, de momento le funciona con los propios y extraños. En caso contrario, algo bueno se sacaría de todo este pestilente asunto.

Percibo un poco de maldad en esa taxonomía entre "conservadores ultracatólicos" que son los malos y corruptos y los "seudoliberales", como si Gallardón fuese una corriente en el PP y no una prima donna a la que se le ha quedado pequeña la vara de alcalde de La Villa.

No deja de ser chocante para los que tenemos algunos, no muchos, años que sea el partido socialista el que dé lecciones de honradez, desde los tiempos golpistas de Pablo Iglesias hasta las adjudicaciones digitales del paupérrimo Cháves fijese usted si ha llovido.

Bienvenido y un saludo.