20 octubre 2006

El debate del agua; una cuestión de Estado para el Levante Español

Valcárcel lleva dos años pidiendo un Pacto de Estado sobre el agua como base de la Conferencia de Presidentes. El presidente de la Comunidad Autonóma de la Región de Murcia exigió en varias ocasiones por carta y en persona la celebración de una cumbre sobre la sequía, tanto en las anteriores reuniones del Senado, como en el debate sobre el Estado de las Autonomías de noviembre de 2005.

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, lleva dos años pidiendo un Pacto de Estado sobre el Agua como base de la Conferencia de Presidentes, después de que fuera derogado el trasvase del Ebro del Plan Hidrológico Nacional, según informó hoy el secretario general de la Presidencia, José Antonio Ruiz Vivo, tras conocerse la próxima convocatoria de la III Cumbre de Presidentes.

El presidente murciano, ya aprovechó su primera intervención en la primera Conferencia de Presidentes, celebrada en el Senado en septiembre de 2004, para solicitar un gran debate sobre el agua. En aquel entonces, Valcárcel aseguró que acudía al encuentro con espíritu de leal cooperación y que no deseaba un enfrentamiento entre las comunidades autónomas por el tema del agua. También reclamó un diálogo directo con la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, para garantizar el trasvase del Tajo-Segura.

Posteriormente antes de la segunda Conferencia, celebrada en septiembre de 2005, Valcárcel volvió a reclamar por carta a Zapatero (24 de agosto de 2005) que la sequía fuera tratada como un tema de Estado en la Conferencia de Presidentes que se celebraría el 10 de septiembre del mismo año, cosa que apenas se abordó, ya que tan sólo se trató la financiación de la sanidad. Valcárcel aprovechó la oportunidad para advertir al impresentable de Zapatero que
la desertificación era una amenaza para el medio ambiente.

Además, el presidente de la Comunidad insistió en el Debate sobre el Estado de las Autonomías, celebrado poco después, en noviembre de 2005, sobre esta cuestión, y tras no tocarse este asunto, afirmó que había pasado de la incertidumbre a la decepción, porque el presidente Zapatero no quiso hablar del agua ni de la reforma del Estatuto de Cataluña –que incluía el “blindaje” del Ebro- aunque preocupen a millones de murcianos y españoles, apostilló.

Ayer en los diversos medios de comuncación regionales, se publicó la enésima mísiva que Válcarcel ha enviado al inquilino de Moncloa donde volvió a hacer sus peticiones al presidente por accidente, ofreciendo una leal colaboración de la Administración Regional en aras de encontrar soluciones consensuadas a la grave problematica expuesta.

2 comentarios:

Ginesillo dijo...

En Murcia necesitamos el agua ya de donde sea. LLevamos 3 años que no llueve nunca. Aqui la gente esta muy harta. El proximo viaje que haga la Narbona a insultarnos y a regañarnos puede acabar en una algarada.

Imperator dijo...

La poca vergüenza del gobierno socialista es impresionante, no sólo ningunean a la Región de Murcia, por no ser afecta al "Régimen del 11M", sino que los socialistas murcianos se dedican a hacer de comparsa de las ministruchas de ZP y a aplaudir cuando insultan a los regantes y usuarios murcianos.