04 octubre 2007

Ballesta S.A.

Todos los grandes hombres tienen dias malos, el Presidente Regional Ramón Luis Valcárcel no es una excepción, y en uno de esos dias decidió, in extremis, colocar a José Ballesta, el rector paracaidista y pregonero de verbenas y romerias locales al frente de la Consejería de Obras Públicas de la Región de Murcia, toma ya.

Nunca olvidaré una entrevista que se le hizo a Valcárcel en un diario regional después de la última, y contundente hasta la saciedad, victoria electoral en los comicios regionales y locales del pasado mayo, en ésta entre otras cuestiones comentaba que la inclusión del ex-rector de la UMU tenía su fundamento en que estas personas dan prestigio a una lista electoral, bueno, todo es discutible y esto a mi entender lo es querido Presidente.

Ballesta, el rector más mediático y fotogénico (adjunto prueba gráfica) de la Universidad Murciana caracterizó sus años en La Convalecencia (el edificio, no ninguna tara, por el momento) por muchas cosas, una de ellas fue la ambigüedad y no siempre buenas relaciones con los gobiernos regional y nacional del Partido Popular, con el mágico escudo de la autonomía universitaria por bandera y con un descaro absoluto a la hora de demandar en momentos de crisis el apoyo de los afiliados regionales que trabajaban o estudiaban en la Universidad, así como si él fuese algo parecido al último bastión frente a un supuesto rojerío mayoritario en las aulas y departamentos universitarios, aunque eso fuese muy alejado de la realidad; y es que con el mismo semblante que mandaba a un vicerrector a manifestarse contra la LOU de Aznar se prodigaba en arrumacos y caratoñas con algunos dirigentes del partido que confundían los objetivos de partido con sus amistades y no sé si intereses particulares.

El pobre Pepe en campaña era una odisea, un plantigrado de semejante tamaño que no terminaba de moverse agusto en un mundo que sí le tentaba pero del que tenía tan poca idea como de la Administración Regional, además las bases nunca se sintieron cautivadas por sus encantos, ocultos se entiende.

Las malas lenguas, conscientes del afán de notoriedad de nuestro protagonista, sugieren que hubo un tiempo en que la meta de Ballesta, era fundar un partido de corte centrista y regionalista, bueno, experimentos con gasesosa, eso debió de pensar, quizás asesorado por algún amigo con larga experien
cia política.

Otras fuentes dicen que el PSOE ofreció a Pepe la Dirección General de Universidades del Ministerio de Educación, pero algo se jorobó en el camino, ¿sería posible que el destino nos privara de tan magno gestor en la res pública?

El paracaidas no se terminaba de abrir, pero un último intento situó al rector pregonero en un escaño en la Asamblea Regional, pero no contento con ello, comenzó un segundo periplo en pos de una consejería para él solito, conversaciones por aquí, vaselina por allá, y al final consiguió entrar en la lista de consejeribles, aunque sin destino fijo, era como ganar la oposición sin plaza, una chufla.

Volvamos atrás, dos semanas antes de la nueva victoria electoral, Valcárcel reúne a sus consejeros en funciones, confirma a unos, Mercader, García, Maite Herranz (sic) y prescinde de otros, incluidos aquellos con inclinaciones etílicas y otros con aspiraciones sucesorias, todo estaba atado, o eso parecía, y Ballesta seguía como puta por rastrojo buscando su huequito en torno a la mesa del Consejo de Gobierno de San Esteban

La semana post-electoral fue de infarto para muchos, Ballesta no era una excepción; Inmaculada García confirmada en el nuevo Ejecutivo Regional tenía todas las papeletas para desembarcar en Plaza Santoña (sede de Obras Públicas), pero una llamada a horas intempestivas dió un nuevo rumbo a los acontecimientos, y de esta manera, nuestro paracaidista favorito se encontró al frente de proyectos tan emblemáticos del Gobierno Valcárcel como el Aeropuerto Regional, el AVE, etc, todos ellos perfilados por el anterior equipo encabezado por Joaquín Bascuñana, un hombre de partido, un camisa vieja, que tomaba un rumbo más tranquilo no sin cierto sabor agridulce.

Después llegaba la hora de formar el equipo del flamante consejero: una directora afín al PSOE que hizó campaña a favor del candidato socialista en Mula, y que contra su designación no sirvieron las quejas elevadas por el anterior alcalde muleño a Bascuñana, que nada podía ni debía hacer; una ex-vicerrectora para no perder los origenes, junto a otros cortesanos de la época de Convalecencia, junto a un tecnócrata del antiguo equipo y un anodino segundón de la Asamblea Regional, triste cuña del Partido Popular que veía como uno de los departamentos más poderosos e importantes del gobierno queda en manos de un equipo gris, descafeinado e inberbe de advenecidos tan sólo comparable con otro gris, el color característico y predominante en el perfil del nuevo Consejo de Gobierno.

8 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Qué malo eres, querido Imperator... como le sacudes al ex-jefe ;-) (por lo de haber pasado por La Merced, me refiero).

Y anda q eso de "presincindir de los q tienen aficiones etílicas" ;-) Menos mal que como buen cristiano dices el pecado pero no el pecador, y como buen jurista denigras el delito pero compadece al delincuente... ¿o no lo compadeces? :-D

En cualquier caso a mí me da un sensación de incomodidad y tristeza la formación de "equipos" de este perfil, por no hablar de calaña... uy, q malo me estoy volviendo ;-)

Cayo dijo...

Nunca me gustó este tipo y ahora menos todavía. Criterio nulo, es un vendido. Como dicen algunos, a éste le da lo mismo Juana que su hermana...

Ay, Palomé, Palomé...

El Cerrajero dijo...

[aplausos]

Muy buena la entrada.

Anónimo dijo...

Mira, yo de este no me fio nni me creo na, engaña, hasta a los pobreticos alumnos que le pagabamos su sueldo.......asiq, si es capaz de morder la mano q le da de comer...cualquiera se fia de este.......

en fin, por cierto, muy acertada la foto, sale muyyyyyyyyy favorecido su entrecejo....
gordo seboso...

Fdo, La anonimísima....

Imperator dijo...

Bueno Antonio, digamos que si le podemos, o debemos, sacurdir a alguien éste lleva unas cuantas papeletas, como sabes por aquí casi nada es gratuito.

Yo no usaría el término tristeza, prefiero el de patético, el de inoperante, el de mercenario, por citarte algunos.

Va a lo suyo, eso es indudable y el que no lo vea es porque no quiere, amigo Cayo.

Gracias Cerrajero, me alegro que te haya gustado, teniendo en cuenta que no eres de aquí y que no tienes el disgusto de conocer al personaje.

El último comentario, Anonimísima, deja bien claro el buen sabor que dejó entre los alumnos durante su mandato, y si el hombre es guapo a rabiar. (No usé photoshop, es así de bello sl natural).

Gracias por vuestros comentarios.

Así está Murcia dijo...

Aún no sé el porque seguimos con tantos complejos, este hombre que fue un rector mediocre, eso sí, buscando siempre la cámara, no sirve para consejero, y menos de obras públicas, aún estoy esperando a que haga algo importante, quizás esperaba un poco más que la inauguración de un aparcabicis.

Un triste navegante dijo...

Qué mala es la envidia ... Sería interesante que el autor (un poco presuntuoso el nick ¿Imperator?, sería mejor Brutus, o quizás Judas, pero en este caso por 23 monedas... que cutre), saliese en la prensa por haber hecho algo por su región y no por ser un triste "cantamañanas", con respeto a los que canten por la mañana. Lo dicho triste blog, que critica a los ¿suyos? en vez de arrimar el hombro. Así me gusta ... que te diviertas ... Por cierto has visto el video de Matías "el Humilde" en youtube... pues no sé porqué pero al verlo me acordé de ti ... hasta pronto ...

Imperator dijo...

Contestemos al troll acomplejado,

La envidia, triste navegante es tan mala como otros defectos en la vida, como por ejemplo intentar justificar la mediocridad y los fracasos propios en las actuaciones de los demás, verdaderamente deprimente.

No te ofusques tanto por el nick o por los contenidos de esta bitácora si no te gustan, recuerda que aquí no se obliga a nadie a entrar ni a permanecer, y que eres tan libre para balbucear tus inconsistencias como para marcharte por donde has venido, en cualquier caso no sufras más, podremos resistir tu ausencia.

Cuanta tristeza, resentimiento y complejo de inferioridad destilas, te veo muy poco ocurrente, unos somos tristes cantamañanas, otros tristes navegantes…no sé si es más penoso el uso tan limitado de la lengua de Cervantes o el destile de frustraciones con el que deleitas a mi querida audiencia.

Hablas de tristeza ¿lo triste no será tu anodina existencia, la imposibilidad de concretar en unas líneas un pensamiento concreto y tangible? Éste no es un blog de psiquiatría ni de ayuda al damnificado, en cualquier caso no confundas, si eres capaz para ello, la envidia con la crítica, si tus complejos y fracasos te lo permiten, lo que te deseo francamente.

Criticar "a los míos" cuando es necesario seguramente es más útil que pasar la lengua por los felpudos, que quizás es lo que tú hagas, no sé si a cambio de 23 monedas (el texto bíblico habla de 30 monedas de plata, vuelves a errar) o de un chupa chups, allá cada cual con lo que se valora, te diré a riesgo de equivocarme, triste, muy triste, y porqué no decirlo, patético navegante,que un enanillo mental como tú seguramente no tiene ni la gallardía, ni la habilidad para poder hacer otra cosa que palmear al poderoso en busca de una dádiva.

No he visto ese video, y no creo que lo vea, porque me da a mí que nuestros gustos van a ser dispares, como otra tantas cosas que han quedado patentes con tu paupérrima diatriba.

Gracias por dejar tus deposiciones por aquí.