06 mayo 2007

Sarkozy, nouveau président de la République Française

Mientras van llegando los primeros resultados oficiales, parece confirmarse la victoria del candidato conservador Nicolas Sarkozy en la segunda vuelta de la elecciones presidenciales francesas, el mismo dia en que asistimos a la enésima bajada de pantalones del gobierno socialista de Zapatero frente al entramado batasuno de ETA-ANV.

Sin duda, en esta semana habrá tiempo para reflexionar sobre el auto del Tribunal Supremo, decisión tomada in extremis si tenemos en cuenta que el alto tribunal ha actuado ahogado por los plazos que establece la Ley Orgánica de Régimen Electoral General en contuvernio con la desidia complice de la Fiscalia General del Estado,y la, comparsa mediante, de la Abogacía del Estado.

Volviendo al tema del titular me alegro por el más que previsible triunfo de Sarkozy en el pais vecino, y es que, aunque históricamente hemos tenido nuestros más y menos con los franceses creo que la oportunidad que se le abre al pais de la fraternité es muy interesante para toda Europa, y si nos deja ZP, también para España.

En clave política, somos muchos los que vemos en el nuevo Jefe del Estado Francés, una espejo al que debe de saber mirarse ese opositor a presidente que es Mariano Rajoy; Sarkozy está suponiendo para el centro derecha francés un revulsivo, preconizando una alternativa liberal sin complejos, que afrontando los problemas que de verdad preocupan al ciudadano le es verdaderamente atrayente; Sarko no deja indiferente a nadie, y la izquierda le ha convertido en objeto de una campaña mediática que me recuerda bastante al cordón sanitario propuesto por los comediantes amigos de la subvención.

Vemos en el pais vecino que hablar de inmigración y de patriotismo no son temas tabúes, que existe una verdadera libertad individual, plasmada, por ejemplo en el ámbito laboral, donde se permitirá que aquel que decide dedicar más tiempo al trabajo no sólo no es perseguido por las administraciones, sino que ve retribuido su esfuerzo, todo esto sin constituir un obstáculo para aquel que no trabaja, el cual contará con la asistencia del Estado, pero que perderá su amparo si resulta ser un vividor que renuncia a dos puestos de trabajo acordes a su perfil. Una Francia donde los flujos migratorios serán verdaderamente controlados, en beneficio de todos, de los que están y de los que quieran venir. Un Estado, en definitiva, fuerte que recrudecerá sus penas para los delincuentes reincidentes, pero al mismo timepo sensible a las situaciones personales, otorgando a las personas del mismo sexo una figura jurídica equiparada pero diferenciada del matrimonio, pues el derecho ha de dar respuestas distintas a situaciones jurídicas distintas, con los mismos efectos legales que es lo verdaderamente importante.

Son políticas concretas, como se puede ver, que si son oportunas para Francia también pueden ser interesantes para España, por ello insisto en la necesidad de que, y salvando las lógicas diferencias, Rajoy, que es un político preparado, pero que no termina de despegar a la vista de los ultimos sondeos hechos públicos hoy mismo por Antena Tres y Onda Cero, sepa tomar buena nota de lo hecho por Sarkozy en el pais vecino.

Los primeros resultados oficiales otorgan cerca de un 54% de los votos al candidato conservador frente a al 47% obtenido por la candidata socialista, siendo record la participación en los comicios, rondando alrededor del 86%.

Depuis Le Conseil Ibérien envoi mes félicitations Nicolas Sarkozy nouveau président de la France.

6 comentarios:

Legionarius dijo...

ZP estará escocido con esta victoria de Sarkozy. Que vaya poniendo sus barbas a remojar. En menos de un año ZP dejará de existir.

Un saludo español

HartosdeZPorky dijo...

Que envidia me dan...

Cayo dijo...

Puesh shi, shi que dan envidia eshtosh franceshesh. Pero de la shana, eh.

Javier Ayanotna dijo...

Aunque me cae más simpático Le Pen (dentro de lo simpático que puede caerte un gabacho), creo que la victoria de Sarkozy es positiva para España. Es reconfortante escuchar que alguien defiende las raíces cristianas de Europa y llama a la escoria inmigrante por su nombre. ¡Cuánto le queda por aprender a la derecha española, tan giliberal y acomplejada!

El Cerrajero dijo...

Ya me fastidia sentir envidia por los franchutes xD

Ojalá veamos y pronto un 'sarkozy' en el PP.

Imperator dijo...

Veremos si lo de Francia es una tendencia generalizada al cambio o seguiremos aguantando a ZP.

Saludos a todos