07 diciembre 2007

El tricornio sobre el ataúd

El funeral por el segundo guardia civil asesinado, Fernando Trapero Blázquez, nos ha dejado imagenes tan sobrecogedoras e impactantes como las del primer asesinado por ETA, representantes de las instituciones y compañeros del fallecido acompañan a la familia en el difícil último adios al joven agente del instituto armado.

Es triste que sólo consigamos ver un tímido acercamiento entre Zapatero y Rajoy cuando hay cadáveres de por medio, y no siempre. Parece que en Moncloa preocupan, al menos casi tanto como las muertes de los agentes, los sonoros abucheos que recibió el presidente de la risita impenitente, en las honras al primer benemérito fallecido.

No creo que causen extrañeza en el entorno monclovita tales reacciones de desaprobación por parte del pueblo soberano, pues este gobierno se encuentra indisolublemente unido al devenir del aliento terrorista, ora islámico ora etarra, pero aún así, si el turrón ya se paladea, también está cerca el mes de marzo y todo lo que de él se pueda derivar. En conclusión, sabemos que ciertos gestos, aproximaciones y reprobaciones las deberemos siempre mirar bajo el crisol de una precampaña electoral, no sólo es un tricornio sobre un ataúd, es una vida sesgada por la barbarie del terror y las alas que algunos les han proporcionado, hablando de alientos.

3 comentarios:

Bl@cK dijo...

La imagen lo dice todo. Nuestro propio Gobierno no ha traicionado. "Todo por un puñado de votos"

El Cerrajero dijo...

Rodríguez el Traidor confía en que, en unos días, la aborregada sociedad ya se haya olvidado y así seguir con su plan de destrucción.

Antonio Rentero dijo...

No tengo palabras. Sólo lágrimas...