01 enero 2007

Feliz año 2007


Tras la resaca de la última noche del año, quiero que el primer post de El Concilio Ibérico en el 2007, sea para agradecer la fidelidad de muchos amigos y anónimos visitantes que hacen posible que esta bitácora sea una realidad dia tras dia, os deseo que en este nuevo año se vean colmadas todas vuestras expectativas personales y profesionales. ¡Feliz año 2007!