23 febrero 2007

El Parlamento Europeo apoya a Valencia y a Murcia frente a la desidia de Zapatero

El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, respaldó hoy la defensa que están realizando los presidentes de Murcia y Valencia, Ramón Luis Valcárcel y Francisco Camps, en Europa ante la reforma de la OCM de frutas y hortalizas.

Pöttering se comprometió, tras el encuentro que mantuvieron esta mañana en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, a elaborar un informe que recoja la petición de Murcia y Valencia de aumentar los controles fitosanitarios a los productos procedentes de países terceros y evitar la competencia desleal con este sector.

A la salida de este encuentro, y tras la receptividad mostrada por todas las autoridades comunitarias, los presidentes de Murcia y Valencia pidieron al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que se implique en la defensa de los naranjos y limoneros”de ambas comunidades, y anunciaron que iban a solicitar una reunión urgente con el jefe del Ejecutivo español.

El presidente murciano aseguró que queremos trasmitir la preocupación de nuestros agricultores y explicó que no pretendemos prohibir la entrada de productos de otros países, pero sí consideramos que deben someterse a las mismas exigencias y garantías a las que se someten nuestros productos. Por este motivo, Valcárcel solicitó controles en origen y en destino para evitar la entrada de plagas y la competencia desleal que se genera con los agricultores murcianos que cumplen con las normas comunitarias.

El encuentro de hoy, primero con el nuevo presidente del Parlamento Europeo, se enmarca dentro de la batería de iniciativas que Valcárcel y Camps están encabezando en Europa para defender a los agricultores del Mediterráneo, frente a la reforma de la OCM de Frutas y Hortalizas.

Anteriormente, los presidentes de Murcia y Valencia propusieron a los comisarios de Sanidad y de Agricultura de la UE que establezcan las mismas medidas de control que se aplican en Estados Unidos para la entrada de productos procedentes de terceros países, más inspección fronteriza, auditorías, registros de explotaciones y la centralización de los puertos de entrada.