03 febrero 2007

¿Los obispos se cambian de acera?

¿Donde quedó aquel lema de la transición que hablaba de una Iglesia Católica, apolítica (en vez de Apostólica) y Romana? Desde luego no se lo voy a preguntar a Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal y a la sazón obispo de Bilbao.

Los devaneos de la Iglesia Vasca en el tema del separatismo son muy conocidos por todos, no hay que olvidar que Arzallus es, antes que nada, un cura renegado y resentido. La ambigüedad episcopal en este tema, coronada con la guinda de la contramanifestación convocada hoy en Bilbao a la misma hora que la del Foro de Ermua en Madrid es un acto indigno, que provoca estupor e indignación en muchos españoles creyentes entre los que me encuentro.

¿Acaso pretenden aumentar sus audiencias dominicales en las misas o bien incrementar sus finanzas con las aprotaciones del IRPF? todo es posible, pero no termino de ver a Otegui de monaguillo. Claro que el Gobierno puede ser agradecido en materia subvencional...

Y ante este despropósito de los sucesores del Cardenal Gomá, aquel de la Cruzada contra los enemigos de Dios y de España,¿que opinará el Vaticano? me imagino que ante circunstancias de esta índole el Nuncio en España debería de decir algo, aunque lo dudo, no sea que lo tilden de ultraconservador.

Que no olvide la Iglesia de España, y por ende la Vasca, que los que la sustentan son los que van a estar en Madrid y no los palmeros que los acompañen en el carnaval bilbaíno, por más que los católicos del PNV opinen lo contrario.

De vergüenza, y luego nos dirán que aportemos para el dia de la Iglesia Diocesana.

5 comentarios:

Luis2 dijo...

Cambiarse acera? Nunca.. los Obispos vascos nunca se han cambiado de acera.. siempre han estado del lado del mal.

Muevete por la Paz. Lo minimo, habrai sido MOVEOS POR LA PAZ, pero no, la culpa es del ciudadano, no de ETA, y hasta de las víctimas..
Penoso. La Iglesia Vssca siempre ha dado la espalda a las victimas de ETA, y la mano a los verdugos.

Claro, la pena es que tengamos a "un tal Blazquez" dirigiendo la Conferencia Episcopal. Ésto no creo que les haya gustado a buena parte de la Iglesia, y sobre todo a la mayoria de los Catolicos. Mientras la ciudadanía arropó a la Conferencia en las manifestaciones por la Familia, va BLazquez y se la devuelve a ese millon largo de personas así, con una patada en la espinilla..

Vaya formas!

Imperator dijo...

Ya, amigo Luis2, el título era metáforico, pero desgraciadamente la situación como tú bien dices no es nueva.

Lo malo de este espantajo con alzacuellos no es tanto que sea obispo, que también es grave, sino que sea el Presidente de la Conferencia, ¿con que cara van a mirar a la gente después de hacer esta fechoría?

Creo que el resto de obispos, que alguno quedará cuerdo, deben reprobar desde el pleno de la Conferencia Episcopal lo hecho por Blázquez, hecho mucho de menos a Rouco...

Gracias por tu comentario, espero que vuelvas por aquí.

Cayo dijo...

¡Con la Iglesia hemos topado! Es extraño verte criticar a la Iglesia, pero bueno, veo que vas abriendo tus horizontes de crítica.

Yo ya tengo un artículo en el horno, para mañana, sobre el comportamiento "divino" de este fin de semana.

Ya que estamos con las instituciones... ¿Para cuándo algo sobre la Monarquía? Sabes que algunos estamos expectantes, jeje.

Imperator dijo...

En el fondo me cuesta criticar a la Iglesia, y me duelen comportamientos como estos, pero como ésta también está formada por hombres no debe de estar exenta de halagos cuando lo hace bien y de críticas cuando hace estupideces como la de este fin de semana.

Ya sé las ganas que tienes de que entre a saco con la regia institución y sus ralaciones "históricas" con el perjurio y cosas así, no te preocupes, algo tengo pensado pero aún está pendiente de recibir forma.

Saludos

El Cerrajero dijo...

Claro, una cosa es la Iglesia como institución y otra las personas que la forman que --nunca mejor dicho-- de todo hay en la viña del Señor.

Sin embargo, si es responsable la Iglesia como institución de no hacer limpieza en su casa. Mejor que haya menos curas y buenos que muchos y con delincuentes infiltrados.

No olvidemos que ETA nació en un convento.