19 febrero 2007

Votaciones y chirigotas

La nación andaluza, no puedo escribir esto sin sonreir, estrena, bajo la máscara de don Carnal, estatuto de autonomía con una participación dicen que histórica, o para ser más claro, cómica, muy al tono con los ambientes carnavaleros y chirigoteros de estas fechas.

Un treinta y tantos por ciento de los andaluces con derecho a voto se han acercado a depositar su papeleta en un domingo con tintes vacacionales, es decir, que un sesenta por ciento largo a encontrado algo mejor que hacer que ir a perder el tiempo a votar un texto legislativo sobre el que, al margen de los andalucistas, los grupos políticos del lugar se deshacían en elogios.

La clase política andalusí, capitaneada por el vetusto Chaves y el supercentrista Arenas, no han sabido trasmitir su apasionamiento estatutario a los andaluces. Al margen de lecturas retorcidas, lo claro y verdad, es que no ha ido a votar ni el tato, y es que la gente, incluso en Andalucia donde los vapores del socialismo y el PER atontan al personal, está hastiada de tanto politicucho y tanta pantomima autonomista. ¿Acaso los andaluces se van a levantar mañana más guapos, altos, listos o inteligentes que hoy por ser nacionalidad, nación o lo que les de la gana?, ya puestos, que hagan como los murcianos, que en un difundido mensaje de correo electrónico, sobre la chorra de las reformas estatutarias, decían que Murcia en su nuevo texto estatutario era un imperio, o por lo menos lo vale.

4 comentarios:

Cayo dijo...

¡Qué desagradecidos son los andaluces! Para una vez que el Caudillo Chaves les pide algo... Si es que no se puede gobernar así.

El Cerrajero dijo...

Propongo como nuevo himno para nuestra nación de naciones nacionales 'no estaba muerto, estaba de parranda' xD

Legionarius dijo...

Como no puede ser de otra forma, tu comentario en mi página me lo tomo a broma.

Nación sólo hay una, ESPAÑA.
Pretensiones muchas. En eso es en lo que se queda Andalucia con su nuevo estatuto.

Un saludo español.

ZapatoVelozz dijo...

El resultado del referendum es una muestra mas de la apatía de la sociedad española ante una casta política que se dedica inventar realidades nacionales.

Sin duda esa apatía nos pasará factura.

Saludos antizETApé