10 abril 2008

Bono y su insaculación

Rodriguez Zapatero será presidente, pero todavía no, sigue en el estadio intermedio de candidato, al no obtener la mayoría absoluta necesaria, según marca tanto el Reglamento de la Cámara Baja como el preceptivo artículo constitucional, para ser investido en primera vuelta.

Frente al centradísimo y pausado discurso, pero a la vez colmado de valores y principios teniendo muy presentes los problemas reales de la gente, del lider opositor, Mariano Rajoy, los buenos deseos del candidato socialista y las acertadas intervenciones de una prometedora Rosa Díez, veo que ha nacido una nueva estrella parlamentaria, me refiero a Don José Bono, el presidente del Congreso de los Diputados que, según opinión unánime de la bancada, ha sabido pasar con notable acierto su puesta de largo en el cargo, imprimiendo un peculiar acento en su callada tarea que se ha hecho merecedora de las alabanzas de grupos tan dispares como el popular y el vasco.

José Bono, aquel que le disputó la secretaria general y los oropeles anejos a ZP, que fue su ministro de Defensa, medalla presente, que protagonizó una rocambolesca agresión y que abandonó la política para volver a ocupar uno de los puestos con más predisposición a la ecuanimidad, nos ofrecerá su desparpajo al servicio del Poder Legislativo, estoy convencido que proporcionará vidilla a los debates parlamentarios, y aquí será oportunamente glosado.

En su afán de culturizar a los señores diputados, tal vez consciente del nivel intelectual dominante en la casta politica nacional, o preocupado por la degeneración del castellano, cual Leticia en San Millán de la Cogolla, hoy mismo ha ofrecido a todos su primera lección de la lengua de Cervantes y Quevedo. El momento ha sido el de explicar el procedimiento de votación, insaculación mediante, y es que frente a alguna interpretación maliciosa o alusiva a los ánimos lúbricos que decimos en Derecho de alguna de sus señorias, el manchego, paisano de Don Quijote y de su autor, no dudo en explicar que insacular no era nada más que la acción de meter una bola en un saco para luego extraerla y proceder al escrutinio, ante la carcajada general de los señores diputados alegres y risueños cual tropel de colegiales en su primer dia de clase, y es que Bono y su insaculación han desembarcado en la Carrera de San Jerónimo.

6 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Impresentable lo de sus señorías riendo lo de la insaculación. Como niños de preescolar. Parece mentira que muchos hayan pasado por una Facultad, especialmente la de Derecho, donde es procedimiento habitual en los exámenes orales precisamente el de la insaculación.

Afueraparte, Bono nos proporcionará tardes de gloria en esta legislatura, con su peculiar verbo florido y con esa pretensión de iluminado que se le escapa por sus ojicos azules como el cielo de la primavera y sorprendidos como si le hubieran insaculado por sorpresa.

Cayo dijo...

Bono es exponente del nivel intelectual promedio de las Cortes, a uno y otro lado del hemiciclo.

Por cierto, tienes un premio Resistencia en El Mentidero que, cuando gustes, puedes pasar a recoger.

Saludos

Alfonso dijo...

Tengo ganas de ver el uso del castellano por parte de Bono, el día que los diputados se le revuelvan y no le hagan caso...
Saludos.

Legionarius dijo...

Gracias por tu felicitación con motivo de mi boda.

Lo malo no va a ser Bono, sino Chacón.

http://i134.photobucket.com/albums/q99/hartosdezporky/cosas%20varias/menistra2.jpg

Un saludo español

Draco dijo...

Pásate por aquí.

Imperator dijo...

La verdad, amigo Antonio es que hemos sido objeto de alguna que otra insaculación, más o menos dolorosa, en la Facultad, pero y lo bien criados que hemos salido?

Cayo, muchas gracias por la nueva divisa, permíteme el argot taurino, aunqe más cornadas da el hambre y otras cosas. Yo es que a Bono lo he visto siempre un poquito bastante prima donna, claro que lo prefiero a él como donna que a cierto concejal de Madrid que degustó con el protagonista del post las tortas de chicharrones donde todos recordamos.

Pues supongo, amigo Alfonso, que sacará el listin de teléfonos, yo lo haría.

De nada, Legionarius, esa campaña militar que inicias puede ser más dificultosa que la del Afrika Korps.

Gracias Draco, en cuanto me oxigene del premio resistente te haré los honores.

Gracias a todos y saludos.