08 abril 2008

Rajoy debería marcharse, según mis lectores, mientras Gallardón cabalga de nuevo

Los lectores de El Concilio Ibérico han emitido su veredicto, claro y contundente, el 66% de los participantes de la encuesta que estuvo activa más de quince dias se han pronunciado claramente a favor de que el todavía presidente popular, Mariano Rajoy, debe asumir el resultado de las urnas y marcharse como directo responsable del fracaso electoral, no caben las dulces derrotas ni las renovaciones dejando intacto el puesto más relevante de la organización a nivel nacional, Rajoy debe marcharse al no poder desalojar a Zapatero de La Moncloa, objetivo real y único de los populares en los pasados comicios.

En otro orden de cosas, queridos amigos conciliares, mientras doy una vuelta por la Red detecto que el tic de crear webs o blogs colmando de loas a los posibles sucesores de Mariano Rajoy se está conviertiendo en una moda. Tras el éxito fulgurante de la página de los admiradores de Esperanza Aguirre, los partidarios del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón no se quedan atrás y ponen en marcha una iniciativa muy parecida, con imagen similar y objetivo idéntico.

Al margen de las preferencias de cada cual, estos movimientos me parecen altamente recomendables, ademas de entretenidos, pues nos demuestran que frente al Partido Popular de moqueta y de ponencias en clubes ecuestres, existe una derecha a pie de calle, activa y con ganas de comerse el mundo. Esperanza, Gallardón, o cualquier otro (esto sólo es un giro del lenguaje, tranquilidad) allá cada cual con sus preferencias, las de un servidor están claras, pero sobre todo, y en primerr lugar, la necesidad de que los actuales dirigentes comprueben que, si persisten en la actitud de mantener al registrador de Santa Pola (que no tiene página de adeptos, más alla de cierto anillo con constantes bajas de blogueros ilustres) tras el cónclave valenciano, el cisma creado puede ser muy grave.

Lo mejor para España, y para el Partido Popular es un cambio en su liderazgo, dejar de contemplarse el morro, y cerrar cuanto antes monólogos estériles. Mientras tanto, un debate de investidura en ciernes abre el pórtico de la segunda legislatura zapatera, que Dios nos coja confesados.

1 comentario:

Nora dijo...

A mí particularmente me da igual quién esté al frente siempre que cumpla dos requisitos:
a) haya sido elegido por TODOS los compromisarios (incluso si me apuras todos los afiliados... "su funcionamiento interno y su estructura deberán ser democráticos", art. 6 Constitución), en unas elecciones en las que pueda presentarse cualquiera de ellos.
b) que de una maldita vez, digan qué defienden claramente y NO se avergüencen que es que parece que tienen que pedir permiso a Pepiño cada vez que empiezan a hablar...

Te enlazo el blog... :D Y no necesito conocerte en persona XDDDD